Tercer Mito Fiscal: El SAT no se da abasto

Es muy común escuchar entre contadores y clientes de éstos que si bien el Fisco en su afán de recaudar más ingresos para cumplir sus metas y aumentar los ingresos del Estado, el año que vienen ejercerán mayor presión al contribuyente, llámese persona física o moral, para verificar el correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales, lo cierto es que dada su infraestructura no le será suficiente para alcanzar sus metas, circunstancia que beneficiará sin duda al contribuyente omiso, incluso al posible evasor.

Lo anterior es un Mito que viene derrumbándose, puesto que hoy en día se encuentra superándose, gracias a la flamante plataforma tecnológica del Servicio de Administración Tributaria, (SAT), cuyo costo rebasó -recordemos-los 450 millones de dólares, más del 800% de su valor original estimado y que gracias a esta herramienta tecnológica hoy por hoy las autoridades hacendarias podrán fiscalizar a los contribuyentes obligados a subir su contabilidad a la página del SAT.

Es decir, el uso de esta poderosa herramienta aunado a la obligación que tienen los contribuyentes de llevar su contabilidad en forma electrónica y de subirla a la página del SAT, más los cruces automáticos de información de instituciones de crédito, autoridades, fedatarios, terceros, la ley de lavado de dinero, buzón fiscal, etc., permite a la autoridad tener un panorama completo y concreto de  la situación fiscal del contribuyente y basado en las reformas recientes a las disposiciones fiscales, permite a las autoridades fiscalizar en forma automática sin necesidad de visitas domiciliarias ni de revisión de papeles en las oficinas de las autoridades.

Así las cosas, la leyenda de que somos tantos contribuyentes que el fisco no tendrá capacidad para revisarnos a todos, caerá por su propio peso.

L.D. Carlos Javier Caamal Polanco

Presidente de la Asociación Nacional de

Especialistas Fiscales, Delegación, Yucatán